Superdotados

Tema en el Programa Diálogos en Confianza de Once TV para conocer cómo son los superdotados, cómo viven, qué sienten, y cómo se integran a la sociedad. Así como si su talento les es útil o problemático (11-09-2007).

Sinopsis del programa:

A lo largo de la historia de la humanidad, se ha denominado superdotados a aquellas personas que sobresalían por sus habilidades y aptitudes superiores. Por ejemplo, Mozart, Newton, Beethoven, Einstein y Picasso. Todos ellos se apartaron del esquema tradicional para desarrollar un mundo interior en el que volcaron su creatividad.

Se relaciona este término por un alto coeficiente intelectual (entre 120 y 140). Sin embargo, ha quedado demostrado que una persona con C. I. elevado no necesariamente es sobresaliente. Asimismo, puede haber niños con un Coeficiente Intelectual promedio y ser personas sobresalientes en alguna área.

Además, se establecen tres condicionantes: habilidad intelectual superior a la media, persistencia en la tarea y alta creatividad. Es de resaltar que aún cuando las personas destacan en alguna de estas áreas, pueden resultar sumamente torpes en otras.

Se pueden identificar niños superdotados sin pruebas formales, usando solamente una lista de conductas talentosas. Es importante observar el desarrollo de cada persona para determinar si entra en esta categoría.

La Dra. Janet Sáenz, especialista en niños sobresalientes, dice que lo importante cuando un papá identifica algún rasgo notable en su hijo, lo importante es preguntarse qué rasgo es destacable.

Como impedimentos para que una persona superdotada se desarrolle tenemos, las costumbres, las tradiciones, la cultura y en ocasiones, la falta de apoyo de los papás, quienes por un sentimiento de envidia no cooperan para que su hijo desarrolle sus capacidades.

Contra lo que mucha gente piensa, no ha de hacerse nada especial. Un superdotado es una persona normal. Como otra cualquiera, pero que tiene unas necesidades educativas diferentes que hay que atender de una forma adecuada. La Doctora Sáenz nos explica que muchos niños y adolescentes con alto Coeficiente Intelectual tienen la autoestima baja.

Si hay algunos puntos a cuidar y considerar con los superdotados son:

Para que un superdotado realice un salto de curso en los estudios es conveniente que su precocidad no sea sólo intelectual, sino también emocional, para que pueda adaptarse a la compañía de niños mayores que él.

Si se siente solo y sin amigos, ayúdelo a pensar cuáles son las causas por las que él considera que no es aceptado y si siempre le ha sucedido eso. Si se impacienta con otras personas, hay que ayudarlo a ser más tolerante. A veces el superdotado es muy hábil para acaparar a sus padres y a veces llega a ser la fuerza organizadora de la familia, de tomar las decisiones.

Conviene que en la familia de un superdotado se lleve una vida “normal”: si los padres acostumbran exhibirlos continuamente ante los demás, si fundan en él o ella esperanzas desmedidas, el hijo acabará por formarse una idea equivocada de su personas ya que creerá que es lo único valioso que tiene y evitará actividades que sus padres o con quienes convive considera que son pérdida de tiempo como jugar con sus amigos, por lo que a la larga pueden generarse fuertes resentimientos.

Las actitudes y emociones de los demás repercuten en mayor escala en los superdotados debido a que desde edad muy temprana son capaces de imaginar lo que supone la mayoría de la gente, interpretan el lenguaje corporal, estado emocional y el tono de su voz. Esto quiere decir que a pesar de que no puedan comprender las palabras, sí captan los sentimientos.

Una persona superdotada debe integrarse a la sociedad y mantener un equilibrio emocional óptimo porque sólo así podrá expresar sus talentos.

La educación en México, desafortunadamente, casi no existen servicios educativos para superdotados y en consecuencia el país se está negando la oportunidad de aprovechar este recurso natural tan importante. De allí la urgencia de que los especialistas mexicanos se interesen en investigar las necesidades educativas de los superdotados para poderles proporcionar servicios educativos idóneos.

En resumen, el tratar o convivir con alguien superdotado debe ser algo muy especial, ya que es una persona normal, pero a la vez no lo es, por lo que es conveniente pensar que la madurez tanto intelectual como emocional pueden llevar al superdotado a una integración mejor de sus cualidades y sobredones y a una vida más plena y feliz.


Bibliografía:

Silva y Ortiz María Teresa Alicia, El niño sobredotado, Editorial Edamex, México 1989, 267 pp.

CANALIZACIONES:

IDEA-CT
Dirección: Av. Ávila Camacho No. 300-9, Esq. Calle Prado Col. Pradera C.P. 62170, Cuernavaca, Morelos.

  • (01-777) 3-17-12-14
  • ideaps@yahoo.com

ASOCIACIÓN MEXICANA PARA EL APOYO A SOBRESALIENTES, A.C.

  • 58 12 82 34

Compartir: