Cubrebocas no provocan daño en el cerebro de los niños, según expertos

En una publicación que circula en redes sociales desde octubre 2020, una neuróloga alemana declaró que los cubrebocas provocaban “daño neurológico permanente”; sin embargo, expertos coinciden que el uso del cubrebocas no afecta la salud de niños ni adultos.

Los cubrebocas no causan daño en el cerebro de los niños

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el uso de mascarillas en niños no sea obligatorio hasta los cinco años, “en aras de la seguridad y el interés general del niño y dada su incapacidad de utilizar adecuadamente una mascarilla con una asistencia mínima”.

Para niños entre seis y 11 años, según la OMS y Unicef, la decisión sobre su uso queda supeditada a consideraciones como si hay transmisión generalizada de COVID-19 donde viven, el acceso a cubrebocas y la posibilidad de mantener su higiene.

Pero, a partir de los 12 años, ambas organizaciones aconsejan que los niños usen los cubrebocas de forma similar a los adultos.

Ante esta consideración de la OMS, cada país ha ido actualizando e imponiendo sus propias normas de uso del cubrebocas. 

Los especialistas consultados coinciden en que “un uso correcto de mascarillas en niños, a partir de las edades aconsejadas por las autoridades, no ocasiona daños o problemas a los pequeños“.

La Asociación Española de Pediatría afirma que “no existe ninguna evidencia científica de que el uso de cubrebocas en niños mayores de dos años de edad conlleve riesgo de efectos adversos indeseables para su salud”.

Por su parte, el doctor Pablo Eguía, neurólogo y vocal de la Sociedad Española de Neurología, indica que  “los cubrebocas tampoco detienen el desarrollo cognitivo de los niños o de los adolescentes”.

Y es que según el experto, aunque es cierto que las células del cerebro “son extremadamente sensibles a la falta de oxígeno”, por lo que algunas “comienzan a morir en menos de cinco minutos después de interrumpirse el suministro de oxígeno, los cubrebocas no producen este efecto, en ningún caso”.

Mientras que Gustavo Giachetto, médico pediatra y director de la Clínica de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, Uruguay, dijo no haber encontrado “experiencias negativas con el uso de la mascarilla si se siguen las recomendaciones de cómo usarlas en los pequeños”.

¿Qué tipo de cubrebocas deben usar los niños?

Para los niños, se recomienda partir de los 6 años. Si bien los menores de esta edad están exentos de llevarlo, no está de más que la población infantil de entre tres y cinco años lo use, explica la Fundación Carlos Slim en su página web.

Y añade que se deben usar cubrebocas higiénicos, teniendo en cuenta que existen tres tamaños acordes a diferentes rangos de edad:

  • Pequeña (3-5 años): altura 5.5 cm / anchura 13 cm.
  • Mediana: (6-9 años): altura 6.5 cm / anchura 15 cm.
  • Grande: (10-12 años): altura 8.5 / anchura 17 cm.

Compartir: