Dan Paso para Apoyar a Niños Sobresalientes


logo_norte

Los niños y jóvenes con aptitudes sobresalientes en México recibieron un nuevo impulso en materia de educación: ahora podrán tomar materias de acuerdo con su nivel y éstas les serán acreditadas.

Con la reciente reforma al artículo 41 de la Ley General Educación, aprobada en abril en la Cámara de Diputados, las instituciones que integran el sistema educativo nacional les podrán otorgar la certificación y acreditación de los estudios que hayan realizado.

Antes, los niños no podían adelantar sus estudios y si iban de oyentes no podían obtener una constancia. Ahora les acreditarán las clases, aun cuando no estén dentro de la edad reglamentaria para ese nivel escolar o no hayan cursado los estudios en el sistema escolarizado.

“Somos varios en el País que estábamos en espera a que hicieran alguna modificación del artículo 41”, señaló Janet Sáenz, presidenta de la Asociación Mexicana para el Apoyo a Sobresalientes, fundada en 1997.

Esta reforma también señala que las instituciones de educación superior autónomas podrán establecer convenios con la autoridad educativa federal para homologar criterios para la atención, evaluación, acreditación y certificación de alumnos con capacidades y aptitudes sobresalientes.

Estos niños podrán subir de grado escolar o llevar algunas materias según el nivel que tengan, proceso que se define como “aceleración”.

“‘Aceleración’ es que un niño brinca un grado o varios grados, pero también se puede decir que hay aceleración por materia”, explicó Sáenz, especialista en educación del niño sobresaliente, en entrevista con EL NORTE.

Por ejemplo, agregó, a un niño de cuarto de primaria con nivel de segundo de secundaria en matemáticas se le puede dar el contenido que le corresponde en su salón.

Pero para que la ley se aplique, la Secretaría de Educación tendrá que emitir, en un plazo máximo de 12 meses, los lineamientos para la detección, atención pedagógica y certificación de estudios para estos alumnos.

Sáenz aclaró que el hecho de que el niño suba de nivel no tiene implicaciones sociales, sino al contrario.

“Porque normalmente las amistades de estos niños son adultos o jóvenes mayores porque no encuentran en su grado quien tiene edad mental como ellos”.

Falta de Capacitación

Sáenz advirtió que en la historia de la educación en México ha faltado apoyo para los niños sobresalientes, sobre todo en lo referente a la capacitación de los maestros de grupo.

Aunque en algunos estados están capacitando a los maestros de apoyo, quienes estudian la licenciatura de Educación Especial, éstos se enfocan principalmente en las capacidades diferentes, como niños con problemas auditivos o con problemas de aprendizaje.

“Ellos nunca son maestros de grupo y es en los grupos donde están los niños que muestran aptitudes sobresalientes o talentos especiales”, enfatizó la catedrática de la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

En Nuevo León, en la presente Administración se suspendió el programa de Desarrollo de Habilidades Sobresalientes (DHS), que había sido lanzado por la Secretaría de Educación en 1998.

“En este momento no está activo, ojalá lo puedan reactivar, actualizar y modificar, porque en el sexenio en el que estuvo el Secretario de Educación José Martínez logramos capacitar en cinco años a 9 mil maestros de escuelas públicas”, indicó Sáenz, quien ha asesorado a escuelas públicas y privadas de la Ciudad, como el Instituto Americano de Monterrey.

EL NORTE publicó que en Monterrey las opciones para la atención de niños talentosos son reducidas y que a los expertos les preocupa que estos niños no sean detectados.

La investigadora estadounidense, quien desde hace más de 40 años reside en el País, dijo que si no hay maestros capacitados no podrá funcionar la reciente reforma a la ley.

“Es importante dejar personas bien capacitadas que den seguimiento (a los programas), aunque cambien de puesto. Hay muy poco apoyo para niños sobresalientes y para sus papás, quienes necesitan recibir consejos de maestros bien capacitados”.


Andrea Menchaca