^ Ir Arriba

¿Conoces a un Superdotado?, Denúncialo.

El no percatarse a tiempo de que un pequeño tiene aptitudes por encima del promedio puede ocasionar que todo ese potencial se desperdicie. 

En México sólo hay una asociación dedicada especialmente a la "caza" de estos talentos. Ésta impulsa su educación y hace que crezcan profesionalmente. 

Esta idea lleva el nombre de Asociación Mexicana para el Apoyo a Sobresalientes (Amexpas), y es encabezada por la doctora en educación para sobresalientes, Janet Sáenz. 

De acuerdo con estadísticas dadas por Sáenz, tres de cada 100 niños son altamente sobresalientes, y de entre 15 y 20 pueden tener habilidades superiores al promedio. 

La inteligencia es una cualidad genética como tener ojos verdes, cabello negro, ser alto o bajo, pero si durante el crecimiento dispone del ambiente adecuado se desarrollará más o menos. 

En los años 70 se creía que 80% de la inteligencia se heredaba, pero ahora se sabe que sólo 50% es debido a la herencia, el otro 50% está dado por el entorno y la educación; es decir, que la inteligencia de los sobresalientes es algo con lo que nacen, pero que necesita un ambiente adecuado para desarrollarse.

Pistas para encontrarlos

En la escuela suelen llamarlos cerebrito, dotado, nerd, precoz, enciclopedia ambulante, Ciro Peraloca, ratón de biblioteca, sabelotodo. Probablemente no sea el que tiene la boleta con las mejores calificaciones, pero sí quien posea cualidades muy específicas, dignas de admiración. 

Algunas de las características pueden ser que tengan mucha curiosidad y pregunten el por qué de las cosas; vocabulario amplio y maduro para su edad; memoria excelente; aprenden a leer solos; persistencia en sus metas, ideas y preguntas; proyectos o investigaciones; gusto por convivir con personas mayores; facilidad de aprendizaje, aún con pocas explicaciones. Que sean independientes en su forma de pensar; creativos e imaginativos; iniciativa en sus propias actividades; resuelven problemas a nivel superior, divergente e innovador; en ocasiones tienen bajas calificaciones o problemas de aprendizaje, entre otras. 

Lo más recomendable es que estos niños estudien en una escuela especial que les haga desarrollar todo su potencial, pero por desgracia estas instituciones escasean en México, así que las clases y actividades extraescolares son una buena opción para ellos. 

Un factor contraproducente que resulta de llevar a los pequeños a una escuela común y corriente es que pueden sufrir algún tipo de rechazo, baja motivación e inercia, que no se atiendan sus problemas físicos (dislexia, baja visión, deficiencia en el lenguaje, audición, sicomotricidad), falta de amigos, problemas emocionales, que sean ignorados, soporten regaños por su deficiencia al estudiar, hablar o escribir y falta de organización. 

Existe una clasificación de ocho inteligencias elaborada por Howard Gardner, sicólogo estadounidense y profesor en la Universidad de Harvard. Él propone que éstas sean incluidas en el currículum para abarcar a todos los tipos de alumnos, la extensión de su pensamiento y potencial de aprendizaje. 

Éstas son: verbal-lingüística, visual-espacial, lógico-matemática, musical, kinestésica-corporal, interpersonal, intrapersonal y asociada a la naturaleza.

Oasis para superniños 

Amexpas lleva ya 10 años de vida y tiene alrededor de 2 mil miembros afiliados (entre los niños talento y sus familiares). En ella se imparten diplomados, seminarios para maestros de todo México, así como consultas individuales a familias y asesoría en las escuelas.

La forma de integrarse a la asociación es obtener una membresía que se dé en alguno de los eventos organizados por ellos.

"Nosotros no elegimos, la gente nos busca, cuando los padres ven que sus hijos son diferentes, es decir, que tienen un talento especial en cualquier disciplina: gimnasia, ciencia, música, danza, los niños que tienen habilidades por encima del promedio. Para asegurarnos de que sea así, lo confirmamos por medio de cuestionarios, entrevistas y observación", explicó Sáenz.

La presidenta de Amexpas comentó que les llegan niños de todos lados del país, de diversos estratos socioeconómicos, de diferentes edades, de escuelas públicas y particulares. "Tratamos de ofrecer apoyo a la familia por medio de consejos. Hacemos conexiones de un niño con ciertas habilidades a una empresa que esté en el mismo campo y lo desee apoyar en su educación, o donde pueda ser ponente y presentar sus logros. Buscamos alternativas para que el niño desarrolle aún más sus habilidades".

En estos 10 años de trabajo, la doctora en educación de sobresalientes ha encontrado casos muy interesantes, uno de ellos fue Gabriel Villaseñor, de 12 años, tiene más de 100 inventos y tiene patente de uno de ellos, Horacio García, de 11 años, quien es paleontólogo y da ponencias sobre dinosaurios; el de Ana Paola, que ha leído una cantidad impresionante de libros a sus ocho años, resuelve problemas de matemáticas complejos y además es gimnasta.

Janet Sáenz también es asesora en instituciones de Tlaxcala, Tabasco, Veracruz y Sinaloa; de 1996 a 2003 trabajó en la Secretaría de Educación de Nuevo León. "Aún hay muchos niños que no reciben educación diferenciada. No hay suficientes maestros capacitados para instruirlos. El problema más importante es la actualización de los docentes de todo México, que tienen que saber cómo tratar a los niños con habilidades sobresalientes. Una recomendación que doy al Consejo Consultivo en aras de la educación es que deben triplicar la capacitación de maestros, porque hay mucho talento por desarrollar en el país, pero muy poco para identificarlo", apuntó Sáenz.

Este tipo de asociaciones existen en otros países como Estados Unidos, Canadá, Australia, Francia, Alemania, España, Perú, Chile, Brasil, y ya tienen un programa.

En México se han hecho intentos, pero aún no hay nada concreto además, como acepta la experta, con el cambio de sexenio, muchos avances se derrumban. (Con información de Amexpas)

Para mayor información sobre la asociación visitar www.amexpas.net o llamar al teléfono: 5812-8234.